Comunidad Evangelizadora para la Reconciliación y el Servicio

El Padre Luis Butera Vello, empieza en 1981 a evangelizar de casa en casa, con la Biblia en la mano, con tal fuerza que los evangelizados pronto se convierten en evangelizadores. A quienes, dentro de sus ocupaciones, dedican un tiempo limitado al servicio de la evangelización, se les llama primero, SEPATLI (Servidores de la Palabra a Tiempo Limitado).

Su apostolado principal es la predicación de la Palabra de Dios mediante los cursos bíblicos, después, surgen otros ministerios, hasta que se llega a confirmar la CERS. Dos ideas iluminan el trabajo de lo CERS: el amor al prójimo, porque se busca se felicidad; y su perseverancia personal, porque el apostolado confirma y refuerza su experiencia cristiana. La CERS tiene sus propios estatutos, y sus miembros colaboran con la pastoral parroquial sin descuidad el carisma específico que les ha sido confiado.

La coordinación de cada Comunidad particular es elegida por sus mismos miembros, en continuo diálogo con su párroco, y guarda una relación de filiación espiritual con los Institutos de los Servidores de la Palabra.

Los ministerios que conforman la Comunidad son los siguientes:

  • Evangelización o servicio profético, que incluye a los responsables de grupos bíblicos y el rezo del Rosario Bíblico Meditado.
  • Servicio a los alejados, son los que realizan las visitas domiciliarias, la difusión de la buena prensa y el apadrinamiento para los cuatros cursos básicos de Evangelización.
  • Apostolado Social, que se dedica a la atención de los pobres.
  • Servicios a los enfermos.
  • Catequesis y Pláticas pre-sacramentales.
  • Servicio litúrgico.

La espiritualidad de la CERS tiene como características principales: la profundización de la Palabra de Dios que ha recibido, la virtud de la humildad, que capacita para obedecer al Señor con generosidad y la vida de oración, que descubre a un Dios que hacer eficaz el apostolado.