Hermanas Misioneras Servidoras de la Palabra

Dios ha inspirado al Padres Luis Butera, el deseo de que todos los hombres conozcan la Palabra de Dios que transforma la vida: “Un día tomé la Biblia en la mano y me puse a predicar”. Enseguida, jóvenes y personas adultas empezaron a hacer la experiencia de la eficacia de la Palabra de Dios llegando a evangelizar a su vez (Cf.2 Tim2, 2), pues “quien ha conocido a Dios no puede callar”.

Para llegar a ser HMSP, se necesita hacer una experiencia fuerte de la Palabra de Dios, e iniciar una etapa de formación para ser misionera laica durante 2 años. Posteriormente, se ingresa a la etapa de Postulantado durante un año, después se viven dos años de noviciado antes de hacer su primera profesión religiosa, que es renovada durante 5 años, hasta tomar la decisión definitiva de la profesión perpetua.