¿Quiénes somos los Misioneros Servidores de la Palabra?

Los Misioneros Servidores de la Palabra (MSP) somos una gran familia católica que ha nacido para trabajar en la tarea de la evangelización, a través de la preparación y envío de laicos y religiosos misioneros de ambos sexos.

Nuestro carisma se expresa bien en el lema: “Evangelizar a los laicos para evangelizar con los laicos”; y nuestro instrumento principal en la tarea evangelizadora es la Biblia. Todo nuestro apostolado está motivado e iluminado por la Palabra de Dios.

Como el Padre me envió, así yo los envío a ustedesJn 20, 21

El anuncio que realizamos es entusiasta y vigoroso, fruto de una experiencia personal con Cristo Resucitado; la fuerza de la predicación radica en la coherencia de vida.

¿Por qué ser misionero?

“La Iglesia es por su naturaleza misionera” (AG, 2) porque es continuadora de la obra salvadora de Cristo, quien es el Misionero del Padre.
Las últimas palabras pronunciadas por Jesús, antes de subir al cielo, son algo más que un consejo, suenan más bien como un mandato:

Vayan por todo el mundo a predicar el evangelio a toda criaturaMc 16, 15

Porque “conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona; haberlo encontrado nosotros es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida, y darlo a conocer con nuestras palabras y obras es nuestro gozo” (Doc. Aparecida, 32)

Por lo tanto, entrar en las filas de los MSP es enriquecer a la Iglesia, fortaleciendo su carisma fundamental: ser misionera.

El nombre indica una misión

El nombre de “Servidores de la Palabra” es eminentemente bíblico, sea por encontrarse así textualmente en la Biblia, sea por su significado.
Al principio del evangelio de San Lucas, leemos “a partir de los datos que nos entregaron aquellos que vieron y fueron testigos desde el principio y que, luego, se hicieron Servidores de la Palabra” (Lc 1, 2).

Lo más importante es el significado que este nombre tiene en la revelación. El servicio es la expresión palpable del amor. Muchísimas veces en la Biblia se habla de servidores y de servicio. He aquí algunas citas: Hch 6, 4; Rm 15, 16; Col 1, 23; Flp 2, 22; Mt 20, 28; 25, 21. 26; 2Co 4, 5; Ga 1, 10. En estos textos se trazan las virtudes que debe tener un servidor.

La alegría de servir

Quien piensa solo en sí mismo pierde el sentido profundo de su vida: amar. No es el tener cosas lo que llena el corazón humano; es el realizar su proyecto vital lo que le llena de paz y de alegría. Este proyecto se construye de la mano de Dios y debe estar fundado en el servicio generoso a los hermanos; de otra manera, el egoísmo acaba por destruir lo mejor que cada persona tiene en sí, conduciéndola a un estado de vacío existencial.

Historia

Conoce como inició MSP y la historia de nuestro fundador el padre Luis Butera.

Leer más

Nuestro lema

“Evangelizar a los laicos para evangelizar con los laicos”

¿Dónde estamos?

Existen varios centros de evangelización donde podrás encontrarnos.

Leer más

Misionero ¿yo?

Sí, tú también estás llamado a compartir la alegría que Dios da con todos aquellos que no le conocen o que, conociéndole poco, se han alejado de Él.

Leer más